Kioskea Salud
Síguenos Kioskea Salud / Facebook
Buscar

Elogio de la Sal

DRA. MARNET el martes, 14 de agosto de 2012, 17:17:02
Elogio de la Sal

Por Rubén Adrián Valenzuela, Periodista.


Nos habían convencido de que era una asesino silencioso, que podía desatar eventos cardiovasculares en nuestro organismo, que disparaba la presión arterial y que nos podía matar desencadenando ataques al corazón. Por todo ello, habíamos arrinconado el salero, lejos de los fogones y los preparados en la cocina, pero de pronto, una nueva generación de investigadores nos viene a decir que necesitamos consumir Sal o, lo que es lo mismo, que el cloruro de sodio es un nutriente fundamental, imprescindible para el organismo.

Puede que estas pocas líneas desaten ya la controversia pero no estaría de más recordar que la "policía" cardiovascular encargada de perseguir y arrinconar al "asesino silencioso" ha matado a muchos más pacientes que el "villano" de esta historia.
La Sal es esencial no sólo para la vida. Nos ayuda a mantenernos sanos y aporta elementos esenciales para protegernos de los fallos cardíacos, justo lo contrario de lo que nos habían venido diciendo hasta ahora.
Un estudio llevado a cabo durante ocho años en el Hospital Central de Nueva York, ha demostrado que las personas con dietas bajas en Sal tuvieron cuatro veces más ataques cardíacos que aquellos pacientes que no retiraron la Sal de sus dietas normales.
Ahora la Asociación Americana del Corazón ha reconocido que "los resultados de la investigación desarrollada en Nueva York no apoyan las recomendaciones sobre la ingesta de sodio".
La Sal se ha consumir en dosis moderadas y se recomienda un consumo -rapartido en varias tomas durante el día- de al menos seis gramos de sodio. Esto es, una cucharada de café bien colmada.
Aquello que cantaban los poetas y repetían los juglares durante siglos y siglos era más cierto que lo que nos decía la ciencia: "La Sal de la vida" no mata si no, más bien, nos ayuda. (Fuente: La Salud al Día).
rubenadrianvalenzuela@yahoo.es