Haz una pregunta »

Miomas uterinos

Mayo 2015


4 de cada 5 mujeres tienen problemas de miomas uterinos entre los 30 y los 50 años




  • Los miomas se encuentran habitualmente en el cuerpo uterino, aunque también pueden aparecer en el cuello uterino.
  • Según su localización podemos encontrar los tumores subserosos (el 50%), intramurales (40%) o submucosos (5%).

Tumores benignos

  • También se les puede denominar leiomiomas o fibromas uterinos.
  • Son masas anormales de tejido muscular liso que se localizan en y alrededor del útero y, ocasionalmente, a nivel del cuello del útero.
  • Se originan en las células del músculo liso que se encuentran en las paredes del útero.
  • Pueden ser únicos o múltiples.
  • Generalmente disminuyen de tamaño después de la menopausia y por esta razón a menudo no requieren tratamiento.

No se conocen sus causas

  • Su desarrollo podría estar en relación con los estrógenos.
  • Se acepta que es un tumor estrógeno-dependiente.
  • Podría haber también un factor hereditario.

Síntomas

  • A menudo son asintomáticos.
  • Los síntomas más frecuentes abarcan:
    • hemorragias uterinas anormales: es el síntoma más frecuente.
    • ciclos menstruales irregulares.
    • dolores en la región pélvica o abdomen bajo.
    • dismenorrea o dolores menstruales intensos.
    • síntomas compresivos de órganos vecinos.
    • sensación de compresión abdominal.
    • lumbalgias.
    • síntomas urinarios.
    • parto prematuro.

Miomas y esterilidad femenina

  • En algunas ocaciones pueden contribuir a un problema de infertilidad.
  • Generalmente se asocian a otras causas de infertilidad y como causa única de infertilidad sólo aparecen en el 2 al 3% de pacientes infértiles.
  • También se han relacionado con abortos de repetición.

Raras veces se malignizan

  • Los miomas son tumores benignos: aproximadamente una de cada 10.000 pacientes con miomas presentarán un tumor maligno llamado leiomiosarcoma.
  • El crecimiento suele ser rápido y aparecen especialmente en mujeres post-menopáusicas.

Diagnóstico

  • Generalmente basta un simple examen pélvico manual por parte del ginecólogo.
  • La ecografía pélvica: es el método más altamente fiable en el diagnóstico de estas lesiones.
  • El TAC o scanner, la resonancia magnética, la histeroscopia o la laparoscopia diagnóstica son otros métodos que también se pueden utilizar para el diagnóstico.

¿Siempre deben tratarse?

  • La respuesta es NO: si no dán síntomas tan sólo se realiza un seguimiento con un examen pélvico manual y/o ecografía para el control del crecimiento o cambios significativos en el tamaño del mioma.
  • A menudo al llegar la menopausia los miomas tienden a disminuir significativamente de tamaño y en algunos casos eventualmente llegan, incluso, a desaparecer.
  • Cuando se detecta un crecimiento, en el caso de miomas grandes o que provocan muchos síntomas se plantea un tratamiento médico o quirúrgico.

Saber más

Consulta este artículo sin tener que estar conectado, descárgalo gratis aquí en formato PDF:
Miomas-uterinos.pdf

Consulta también

En la misma categoría

Publicado por DRA. MARNET.
Este documento intitulado « Miomas uterinos » de Kioskea (salud.kioskea.net) esta puesto a diposición bajo la licencia Creative Commons. Puede copiar, modificar bajo las condiciones puestas por la licencia, siempre que esta nota sea visible.