Kioskea Salud
Síguenos Kioskea Salud / Facebook
Recherche

El éxito de los sustitutos nicotínicos

Marzo 2015




Los substitutos nicotínicos pueden ayudarle a soportar la falta de nicotina que aparece al dejar de fumar.
Conseguir dejar de fumar depende de la dosificación y del número de semanas de utilización de los substitutos nicotínicos.
  • Los substitutos son medicamentos que contienen nicotina.
  • Se venden en la farmacia sin receta médica.
  • Los substitutos multiplican por 2 las posibilidades de dejar de fumar al cabo de 6 meses o 1 año.
  • Los substitutos difunden la nicotina de manera lenta y prolongada.
  • Los substitutos permiten a la nicotina difundirse muy lentamente por vía sanguínea a través de la piel con los parches, o de la mucosa de la boca con los chicles, los comprimidos y el inhalador.
  • Su duración de utilización varía de 6 semanas a 6 meses, según los fumadores.
  • Los substitutos no son peligrosos para la salud ya que permiten absorber únicamente la nicotina, a diferencia del tabaco que contiene, recordémoslo, 4.000 substancias tóxicas.
  • Estas substancias tiene una serie de efectos secundarios.
  • No existe contraindicaciones cardiovasculares en la utilización de sustitutos nicotínicos.
  • La utilización de sustitutos nicotínicos raramente es suficiente para dejar de fumar definitivamente: la mayoría de los fumadores vuelven a fumar. Una ayuda psicológica puede ayudarle a aumentar las posibilidades de éxito.


Los substitutos nicotínicos, en particular los chicles, comprimidos o inhaladores pueden provocar una dependencia. Pero este riesgo es inferior al provocado por el tabaco.




Los substitutos no están prohibidos para las mujeres embarazadas: es preferible tomar substitutos nicotínicos que no estén contraindicados que continuar fumando. Dejar de fumar deberá realizarse bajo control médico.



Se recomienda a las mujeres embarazadas que dejen de fumar ayudadas por un tratamiento psicológico o con una terapia de comportamiento. Los sustitutos se aconsejan en caso de fracaso del apoyo psicológico.

Los parches


  • Se pegan en la piel.
  • Los parches liberan progresivamente la nicotina al organismo. Los efectos empiezan a producirse aproximadamente 30 minutos después y se prolongan durante todo el día.
  • Existen diferentes dosificaciones que adaptamos en función del número de cigarrillos que el fumador consume cada día. Así liberan la dosis de nicotina equivalente a la recibida habitualmente, compensando de esta forma la aportación diaria de tabaco.
  • Los diferentes parches:
    • Parche 24 horas pequeño 10 cm2 ,7 mg, que libera 7 miligramos de nicotina al día.
    • Parche 24 hora intermedio 20 cm2, 14 mg (14 mg de nicotina liberados).
    • Parche 24 horas grande 30 cm2, 21 mg (21 mg de nicotina liberados).
    • Parche 16 hora pequeño 5 mg (5 mg de nicotina liberados).
    • Parche 16 horas intermedio 10 mg (10 mg de nicotina liberados).
    • Parche16 horas grande 15 mg (15 mg de nicotina liberados).
  • El organismo puede así deshabituarse progresivamente de la falta de cigarrillo.
  • El tamaño del parche prescrito determina la posología de la nicotina.
  • La difusión de la cantidad de nicotina depende del tamaño del parche y del tiempo que se lleva colocado sobre la piel.
  • La utilización del parche sólo es posible en el caso de dejar completamente el tabaco. Está absolutamente contraindicado fumar y llevar el parche puesto, aumenta el riesgo cardiovascular...
  • Los parches más dosificados se utilizan al principio del tratamiento y los menos dosificados al final, disminuyendo progresivamente y por etapas en un período que varía entre 8 y 12 semanas.
  • Los parches nicotínicos deben ponerse por la mañana para reemplazar el parche puesto el día anterior.
  • Debe evitarse tocar la parte adhesiva del parche.
  • Los parches se retiran a las 16 horas aproximadamente y no deben llevarse puestos durante la noche.
  • Los riesgos de alergia cutánea son raros, pero a pesar de ello pueden aparecer. Cuando aparecen, se debe cambiar el lugar donde se ha colocado. Si esto no da resultado, hay que cambiar de marca, ya que a veces esta reacción no aparece con otro fabricante. Si los síntomas persisten, se debe dejar de utilizar parches. Ante la aparición de estos síntomas, no dude en consultar a su médico o a su farmacéutico.
  • Los parches no provocan dependencia.
  • El coste del tratamiento de 6 meses varía y puede llegar a ser el doble, e incluso más según las farmacias.

Fumar con un parche puesto puede conllevar riesgos de sobredosis de nicotina.



Algunos fumadores piensan que quitase el parche les permite fumarse un cigarrillo inmediatamente después. Pero la nicotina liberada por el parche se queda en las capas superficiales de la piel y continua difundiéndose durante más de 2 horas después de haberse quitado el parche.



Fumar con el parche está contraindicado.


Alergia al parche

  • Diversas reacciones alérgicas pueden aparecer con los parches:
    • El dispositivo adhesivo es el que provoca estas reacciones.
    • Conllevan reacciones cutáneas locales en el lugar de la aplicación. En ese caso, hay que quitarse el parche y cambiarlo de sitio.
    • Si estos síntomas persisten, es necesario cambiar de marca o dejar de utilizar parches.

Los chicles

  • Las formas orales permiten tratar inmediatamente la falta de nicotina.
  • Adaptando las dosis con precisión se provocan picos de nicotina
  • Los chicles contienen entre 2 y 4 mg de nicotina, se chupan durante unos minutos y después se mastican lentamente para liberar una parte de la nicotina que contienen.
  • Los chicles se consumen según las necesidades del fumador a lo largo del día.
  • Al principio, en general se utilizan entre 8 y 12 chicles.
  • Poner el chicle en la boca, chuparlo lentamente y masticarlo varias veces.
  • La utilización de cada chicle debe durar aproximadamente unos 30 minutos.
  • Un chicle que se mastica demasiado rápido puede provocar sensaciones desagradables de ardor de estómago, dolor de garganta e hipo.

El inhalador

  • El inhalador es un embudo de plástico que se abre en 2 para recibir un cartucho o que contiene un tapón empapado de nicotina.
  • El fumador aspira varias veces por el embudo.
  • Varios cartuchos pueden utilizarse al principio para intentar dejar de fumar.

Los comprimidos

  • Los comprimidos pueden fundirse en la boca o chuparse sin mordisquear.
  • Las ganas de fumar desaparecen rápidamente en unos minutos cuando se toma este comprimido.
  • El número de comprimidos utilizados diariamente varía en función de la dependencia del fumador, entre 8 y 12 al día al principio del tratamiento y se disminuye posteriormente.

El consumo del café o del zumo de frutas está desaconsejado 15 minutos antes de tomar el comprimido ya que las substancias modifican la absorción de la nicotina a nivel bucal.


Asociación de varios tipos de substitutos

  • Las asociaciones de varios tipos de substitutos se aconsejan a los fumadores que tienen una dependencia elevada a la nicotina acompañada de ganas de fumar en todo momento.
  • Para estos fumadores, a la hora de dejar de fumar, los principios son difíciles y hay algunas situaciones que representan mucho riesgos. Con este sistema el fumador puede resistir más fácilmente la necesidad de fumar.
  • Tomar de forma puntual nicotina en chicle o en inhalador, además del parche puede ayudar a paliar los impulsos irresistibles de fumar.
  • Hoy en día es posible utilizar al mismo tiempo varios tipos de sustitutos, chicle y parche o parche e inhalador.
  • Esta asociación permite una mejor adaptación del fumador y le permite dejar de fumar de una forma más adaptada a sus necesidades.
  • La asociación de varios substitutos debe efectuarse bajo control médico para adoptar la dosificación correcta.
  • El fumador soporta mejor los momentos del día en los que tiene más ganas de fumar y hay mayor riesgo de volver a fumar.
  • El fumador se siente tranquilo de poder gestionar sus necesidades de nicotina tomando un producto de substitución cada vez que desea fumarse un cigarrillo.



Se recomienda recurrir al consejo de un médico cuando se toman varios tipos de sustitutos.


Es posible tomar sustitutos de nicotina y continuar fumando


  • Continuar fumándose un cigarrillo manteniendo una tasa continua de nicotina con sustitutos nicotínicos es una medida que se aconseja hoy en día a todos los fumadores muy dependientes que todavía no pueden imaginarse "la vida sin cigarrillo".
  • Esto permite tranquilizar al fumador que se siente incapaz de imaginarse que ya no puede fumar.
  • El hecho de saber que pueden continuar fumando permite a ciertos fumadores tener más tiempo para desintoxicarse y hacerse a la idea progresivamente de que no fumarán más.
  • Este método es más flexible y disminuye los riesgos de fracaso.
  • Un fumador que se fuma 10 cigarrillos también puede intentar fumar sólo 3 o 4 cigarrillos que remplazará con 3 o 4 formas orales de substitutos, en forma de chicles o de comprimidos.


La utilización de parches es incompatible con el consumo de cigarrillos.


Presupuesto medio de los sustitutos nicotínicos


Los precios de los sustitutos pueden variar y llegar a ser el doble, e incluso aún más en función de la farmacia. Infórmese, puede ahorrarse dinero. El coste medio es de alrededor 2 euros al día.




Para más información consulte la Web http://www.stoptabac.ch/sp/substituts_nicotiques.html



Algunos sustitutos pueden utilizarse desde la edad de 15 años. Consulte a su médico o a su farmacéutico. La utilización de sustitutos nicotínicos en la mujer embarazada o en la mujer que da el pecho, es posible pero el consejo de un doctor es indispensable, sobretodo después del sexto mes de embarazo. No obstante se aconseja a las mujeres embarazadas que empiecen intentando dejar de fumar sin sustitutos.




Los sustitutos nicotínicos son peligrosos para los niños.


Conocer las señales de la sobredosis nicotínica


La aparición de esos síntomas debe hacer temer la aparición de una sobredosis de sustitutos nicotínicos y puede ser necesario consultar a un médico.
  • Sensación de asco al tabaco.
  • Dolor de cabeza.
  • Vértigos.
  • Aceleración del ritmo cardíaco.
  • Nauseas.
  • Diarreas.
  • Boca pastosa.
  • Dejar de utilizar los sustitutos, en todas sus formas, es la primera de las medidas que hay que adoptar inmediatamente. En la gran mayoría de casos, los síntomas desaparecen.

¿Cómo regular las dosis de los sustitutos en función de la dependencia?


La elección de la dosis es un factor importante para conseguir dejar el tabaco.

Conseguir dejar de fumar depende de la dosificación de los sustitutos nicotínocos y de la duración de su utilización, la cual varía en general entre 6 semanas y 6 meses.
Una dosificación insuficiente puede acarrear un fracaso: los sustitutos deben aportar una dosis de nicotina equivalente a la que el fumador recibía con los cigarrillos.
Las dosis de los sustitutos se adaptan en función del grado de dependencia evaluado con el test de Fagerström y de la existencia de síntomas relacionados con la sobredosis.
  • Si al cabo de 7 días, la sensación de abstinencia y de necesidad compulsiva de fumar sigue presente, significa que la dosificación de los sustitutos es insuficiente.
  • Una persona que toma sustitutos y que necesita fumar debe revisar la dosificación de los sustitutos.
  • La dosis de la nicotina prescrita depende del consumo diario de tabaco y del nivel de dependencia.
  • Se proponen fuertes dosis al principio del tratamiento. Posteriormente se disminuyen progresivamente.
  • Los fumadores dependientes tienen más posibilidades de dejar de fumar con un chicle de 4 mg que con un chicle de 2 mg.
  • Para los fumadores con poca dependencia, la decisión de utilizar sustitutos depende de la posibilidad o no de dejar de fumar solo.
  • Los fumadores con dependencia media en la mayoría de los casos utilizan sustitutos nicotínicos.
  • Para los fumadores muy dependientes, el consejo medico es indispensable.


Para más información</gras>, consulte con la página Web www.cop.es/colegiados/M-08759/link-tab.htm

La dosificación de los marcadores del tabaquismo puede permitir evaluar el grado de dependencia


El mejor marcador de la dependencia al tabaco es la cotinina, derivado de la nicotina que puede ser dosificado en la saliva o en la orina y que refleja el grado de exposición al tabaquismo activo y pasivo. Una tasa elevada evidencia una dependencia importante.
Esta técnica, todavía poco utilizada, puede convertirse en una ayuda valiosa para valorar el grado de dependencia y adaptar la dosificación de los sustitutos nicotínicos.

Consejos según el grado de dependencia obtenido en el test de Fagenstrom


  • De 0 a 2 puntos: no hay dependencia

Es posible dejar de fumar sin recurrir a los sustitutos nicotínicos. Hay que prevenir y dejar rápidamente estos primeros hábitos de fumar en cuanto le vienen ganas de fumar: beber agua, comer manzana, realizar una actividad deportiva...


  • De 3 a 4 puntos: dependencia débil

Es posible dejar de fumar sin recurrir a los sustitutos nicotínicos, pero hay que prevenir, los sustitutos nicotínicos pueden ser aconsejados si no le es posible de dejar de fumar solo.
  • De 5 a 6 puntos: dependencia media

Se recomienda la utilización de los sustitutos nicotínicos.


  • De 7 a 10 : dependencia fuerte o muy fuerte <

La consulta al tabacólogo es muy recomendada. Éste le aconsejará sobre los sustitutos nicotínicos o sobre un medicamento según el grado de dependencia.

Los intentos de dejar de fumar no deben desmotivar


« Ya estoy harto/a », ya he dejado de fumar 3 veces y vuelvo cada vez...».
Muchos fumadores han pronunciado muchas veces esta frase.
Pero hay que aferrarse a intentar dejar de fumar, ya que cada intento aporta una experiencia.

Lo que hay que saber:
  • A veces son necesarios varios intentos antes de dejar de fumar definitivamente.
  • De media son necesarios 4 intentos antes de conseguir dejar de fumar.
  • Cada recaída representa un paso hacia el éxito.
  • No desmotivarse.
  • No culpabilizarse.
  • No dramatizar.
  • Saber que dejar de fumar durante unos meses es posible y es importante.
  • Aprovechar para comprender porqué hemos recaído para así no volver a cometer los mismos errores.
  • No fumarse un cigarrillo de vez en cuando cuando ha empezado a dejar de fumar ya que el riesgo de recaída es muy importante.
  • Un gran fumador dependiente es un fumador que puede reincidir 6 meses, 1 año o varios años después.
Consulta este artículo sin tener que estar conectado, descárgalo gratis aquí en formato PDF:
El-exito-de-los-sustitutos-nicotinicos.pdf

Consulta también


Substituts nicotiniques - Patchs
Substituts nicotiniques - Patchs
Nicotine Replacement Therapy
Nicotine Replacement Therapy
Nikotinsubstitution
Nikotinsubstitution
Este documento intitulado « El éxito de los sustitutos nicotínicos » de Kioskea (salud.kioskea.net) esta puesto a diposición bajo la licencia Creative Commons. Puede copiar, modificar bajo las condiciones puestas por la licencia, siempre que esta nota sea visible.