Kioskea Salud
Síguenos Kioskea Salud / Facebook
Buscar

Osteoporosis : los nutrientes a tener en cuenta

Marzo 2015





La fragilidad de los huesos en los ancianos y las fracturas que pueden derivarse de esta fragilidad no es algo incorregible.
Conviene hacer hincapié en la importancia de la construcción del capital óseo a partir de una edad temprana. Y esta actitud preventiva debe a continuación encontrar su prolongación en la alimentación y la higiene de vida.

La osteoporosis es un verdadero problema de Salud Pública.
  • El PNS, Programa nacional nutrición y salud, entre sus objetivos, <gras>ha previsto aumentar el aporte cálcico y de vitamina D aconsejando de tres a cuatro lácteos por día.
  • Un 80% de las mujeres no realizan un aporte suficiente y no tienen conciencia de ello...

La osteoporosis: Un proceso insidioso


  • El proceso de la osteoporosis es bien conocido actualmente : la degradación de la masa y de la densidad ósea, con el paso de los años conduce a un mayor riesgo de fracturas.
  • Este proceso está vinculado a la edad y también a factores genéticos.
  • La construcción de los huesos resulta del diferencial entre osteoblastos (células a cargo de la síntesis del tejido óseo) y osteoclastos (células encargadas de su reabsorción).
  • Se considera que durante una vida, se renueva el esqueleto de cuatro a cinco veces...
  • El aumento de la masa ósea tiene lugar hasta los 20-25 años.
  • Se estabiliza hacia los 30 años, y a partir de este momento se inicia una pérdida gradual.
  • Un hombre de 40 años pierde un 0,5% de masa ósea cada año,
  • Una mujer menopáusica, en una situación de carencia hormonal, puede perder más de un 3%.
  • Este proceso es silencioso, y no puede medirse sino es mediante una densitometría.
  • La pérdida de estatura, a menudo evocada en los ancianos, es una señal evidente de asentamiento vertebral y debe alertar sobre la pérdida de masa ósea antes de que aparezcan los accidentes.

Las fracturas


Además de las muñecas o los huesos largos, se contabilizan alrededor de 50.000 fracturas del cuello del fémur al año, que conllevan una morbilidad del 20% el primer año.

Un capital óseo a preservar


La masa ósea obtenida a los 25 años es el capital en el cual va a apoyarse nuestro cuerpo a lo largo de toda la vida.
  • La formación de la masa ósea depende de factores endógenos como el sexo, la etnia, la edad, la corpulencia, el estatuto hormonal, la edad de la pubertad...
  • Intervienen también factores exógenos, sobre los cuales es posible actuar, y, en particular, el tabaquismo, el consumo de café, el alcohol, la corticoterapia de larga duración y otros tantos factores de debilitamiento.
  • La alimentación asociada a una vida sana con una actividad física importante al aire libre, permite garantizar una prevención primaria de la enfermedad.

Calcio, vitamina D y proteínas


Calcio, vitamina D y proteínas constituyen el trípode en el cual se basan los nutritiocionistas en sus recomendaciones de prevención de la osteoporosis:

El calcio

  • Existe una correlación directa entre las aportaciones de calcio y la densidad ósea.
  • Del mismo modo, la mayoría de los estudios preconizan contribuciones en productos lácteos, sabiendo que un cuarto de litro de leche al día garantiza una contribución de 300 Mg de calcio.

La vitamina D



Facilita la absorción intestinal del calcio, y se obtiene tanto por la alimentación como por la exposición al sol.

La contribución proteica

  • No debe ser descuidada debido a su vínculo con la secreción de los IGF (insulin-light, factor de crecimiento similar a la insulina).
  • Las falta de proteínas es especialmente peligroso en jóvenes que siguen una dieta, por ejemplo, o en ancianos que se contentan con una sopa por la noche...
  • ¡Un mayor debería comer como un adolescente!

Un déficit, ¿soluciones medicamentosas?

  • Según el Profesor Philippe Bonjour, del Hospital Universitario de Ginebra, los medios terapeúticos más eficaces sólo reducirían los riesgos de fracturas osteoporóticas en un 50% de los casos, y no permitirían restaurar la masa ósea.
  • Los estrógenos, muy utilizados como tratamiento en la prevención de la pérdida ósea post-ménopausica, han visto su prescripción mermada tras un gran estudio publicado en 2002 en la resvista JAMA /contents/nutrition/#1 1.
    • Éste indicaba que además de su efecto beneficioso en la prevención de las fracturas osteoporóticas también aumentaban el riesgo de accidentes vasculares y de cáncer de mama.
    • La conclusión del estudio fue que los riesgos superaban a los beneficios esperados. Aunque los resultados de este estudio son, en parte, cuestionables a partir de su publicación disminuyó el consumo de estrógenos.

"Por estas distintas razones, destaca el Profesor Bonjour, la prevención de la osteoporosis por medios no farmacológicos sigue siendo la estrategia primordial en la lucha contra esta patología.

Los medios no farmacológicos

  • La estrategia consiste en optimizar la adquisición de masa mineral y la resistencia de los huesos durante la etapa del crecimiento que después se perderá progresivamente durante la vida adulta, especialmente después de la menopausia en las mujeres, y a una edad avanzada en los dos sexos.
  • Una actividad física moderada y contribuciones alimenticias adecuadas constituyen los dos pilares de esta prevención. "

Estudios en favor de las contribuciones cálcicas y proteínicas

  • Un estudio multicéntrico con 280.000 pacientes/año puso de relieve una correlación entre masa corporal y factor de riesgo de fractura : un IMC "normal" de 20 en relación a un IMC de 25 multiplica sus riesgos de fractura por dos.
  • Para calcular el IMC: http://www.saludactual.cl/obesidad/calculo.php
  • Para medir los efectos directos de la alimentación sobre la fragilidad de los huesos, los estudios en la materia siguen siendo complicados y delicados, ya que es difícil realizar pruebas clínicas de tipo "dosis de calcio-respuesta ósea" en las distintas categorías de una población general.
  • Un reciente metanálisis de ensayos clínicos randomizados a doble ciego que evaluaban la eficacia de los suplementos cálcicos reveló un efecto benéfico sobre la incidencia de las fracturas osteoporósicas, en la medida en que el aporte de vitamina D fuera el adecuado /contents/nutrition/#2 2.
  • El papel esencial de las proteínas, vegetales o animales, y del calcio en la constitución del capital óseo y en su mantenimiento es generalmente admitido como una evidencia por la comunidad científica /contents/nutrition/#3 3.


Hay que tener en cuenta que los resultados de algunos estudios pudieron cuestionar estos supuestos a causa de la acidificación que implica una alimentación rica en proteínas y pobre en frutas y hortalizas

"En una perspectiva a más largo plazo, recuerda el Pr Bonjour que la reflexión actual se orienta mucho más hacia la exploración de las interacciones posibles entre los aportes cálcicos y de otros factores que actúan sobre el metabolismo óseo, ya sea de naturaleza nutritiva (proteínas, fosfatos), mecánica (peso corporal, actividad física), endocrina (hormonas sexuales, IGF-1) o genética (nutrigénomica, nutrigenética)."

Fuente: Revue Nutrition infos

Bibliografía

1


[1] Rossouw JE, Anderson GL, Prentice RL, LaCroix AZ, Kooperberg C, Stefanick ML, Jackson RD, Beresford SA, Howard BV, Johnson KC, Kotchen JM, Ockene J; Writing Group fuero the Women' s Health Iniciativa Investigators. Risks and benefits of estrogen plus progestin in healthy postmenopausal women: principal results From the Women' s Health Iniciativa randomized controlled trial. JAMA. 2002 Jul 17; 288 (3): 321-33.

2


[2] Boonen S, Bischoff-Ferrari HA, Cooper C, Lips P, Ljunggren O, Meunier PJ, Reginster JY. Addressing the evidence. Calcif Tissue Int. 2006 May; 78 (5): 257-70. Epub 2006 Pr 21.

3


[3] Bonjour JP. Dietary protein: an essential nutrient for bone health. J Am Coll Nutr. 2005 Dec; 24 (6 Suppl): 526S-36S.

Calcio y vitamina D: efectos de un aporte alimentario en mujeres ancianas que vivían en una Residencia




Se realizó un estudio piloto financiado por la sociedad Yoplait entre diciembre de 2006 y abril de 2007, en 36 mujeres menopáusicas (edad media 84,8 años), sin patología aparente, con buena salud mental, teniendo una alimentación pobre en calcio, poco expuestas al sol y presentando una deficiencia en vitamina D.
  • Las pacientes no presentaban antecedentes de fracturas recientes ni de insuficiencia renal.
  • Durante cuatro semanas, las participantes en el estudio consumieron dos potes de 100 g de requesón al día o sea 302 Mg de calcio, 2,5 ?g de vitamina D y 14,2 g de proteínas ( el 25% de los ANC en la mujer mayor de 55 años).

Los resultados

  • Las determinaciones de los marcadores en sangre constataron, al cabo de un mes, una disminución del CTX (marcador de la resorción ósea) y un aumento del propéptido N-Terminal del colágeno de tipo 1 (marcador de la formación ósea).
  • Por otra parte, el aumento de los niveles de IGF-1 y albúmina en sangre pone en evidencia un mejor estado nutricional de los pacientes.

Osteoporosis: Definir los factores de riesgo de los pacientes


El conocimiento precoz de los factores de riesgo individuales que pueden llevar a la osteoporosis puede permitir establecer una estrategia de prevención, organizar una vigilancia adaptada o empezar un tratamiento cuando el riesgo es especialmente elevado.
  • Por eso la Fundación Internacional contra la Osteoporosis (IOF) desarrolló una prueba rápida que se puede realizar en el momento en su página Web (http://www.iofbonehealth. org/patients-public/risk-test.html).
  • Esta prueba se basa en las conclusiones del nuevo informe de la Fundación, "combatir las fracturas: infórmese y reduzca sus factores de riesgo de osteoporosis", lanzado con motivo del Día Mundial de la Osteoporosis celebrado el 20 de octubre de 2007 en más de 80 países.

La IOF desea incitar a las personas de riesgo a identificar sus factores de riesgo mediante la prueba y adoptar un régimen de vida óptimo para sus huesos: una dieta suficientemente rica en calcio y vitamina D, que permita mantener un IMC normal, sin consumo de alcohol, ni de tabaco, y con una actividad física regular.
Fuente: Revue Nutrition infos

Los polifenoles antiosteoporosis


Por sus propiedades antiinflamatorias y protectoras del tejido óseo, la oleuropeina, principal polifenol presente en los productos resultantes de la oliva, participan en los beneficios de la alimentación de tipo mediterránea.

El equipo de Véronique Coxam del INIA de Clermont-Ferrand-Theix puso de manifiesto en animales la eficacia de dos compuestos fenólicos, la hesperidina de los cítricos y el oleuropeina de la oliva, sobre la prevención de la osteoporosis.

Estos trabajos mostraron en ratas ovariectomizadas que estos fito-nutrimentos tenían un efecto beneficioso a la vez sobre la masa ósea y sobre la resistencia a las fracturas al final de la vida. La hesperidina, al 0,5% durante tres meses en la alimentación, resultó eficaz en la protección del capital óseo y en la adquisición del pico de masa ósea.

En cuanto al consumo de oleuropeína al 0,015% en la dieta , permitiría proteger el esqueleto del proceso de envejecimiento gracias a sus propiedades antiinflammatorias.

Aunque los estudios clínicos en el hombre están aún en curso, estos dos compuestos fenólicos y sus beneficios complementarios abren nuevas perspectivas interesantes en la prevención de la osteoporosis, tanto postménopausica como senil.
Estas investigaciones por otra parte ya fueron objeto de dos solicitudes de patente en nombre del INIA.
Fuente: Revista Nutrition infos
Consulta este artículo sin tener que estar conectado, descárgalo gratis aquí en formato PDF:
Osteoporosis-los-nutrientes-a-tener-en-cuenta.pdf

Consulta también


Ostéoporose - Nutriments à privilégier
Ostéoporose - Nutriments à privilégier
Osteoporosis: recommended nutrients
Osteoporosis: recommended nutrients
Ernährung und Osteoporose
Ernährung und Osteoporose
Este documento intitulado « Osteoporosis : los nutrientes a tener en cuenta » de Kioskea (salud.kioskea.net) esta puesto a diposición bajo la licencia Creative Commons. Puede copiar, modificar bajo las condiciones puestas por la licencia, siempre que esta nota sea visible.