La bronquiolitis en el recién nacido

Mayo 2015




La bronquilitis es una enfermedad vírica muy contagiosa que afecta cada invierno al 30% de los recién nacidos, de los cuales el 50% son menores de 6 meses.
El principal agente infecciosoresponsable de la bronquiolitis es el Virus Respiratorio Sincitial (VRS).


La bronquiolitis suele aparecer a mediados de octubre y termina a finales del invierno. El pico máximo se sitúa en el mes de diciembre.

Las manifestaciones de la bronquiolitis


  • La bronquiolitis puede empezar con una simple rinitis viral.
  • Depués aparecen episodios de tos seca, que se va haciendo progresivamente más blanda. Se agrava poco a poco, provocando una importante congestión pulmonar y dificultad respiratoria. El bebé respira con silbidos ("pitos") en el pecho.
  • La tos puede prolongarse hasta 2 o 3 semanas.
  • Fiebre moderada
  • El bebé se fatiga, incluso llega al agotamiento.


Ante la aparición de estos síntomas, es importante acudir rápidamente al médico, para evitar la aparición de complicaciones respiratorias, siendo necesario en algunos casos la hospitalización.


Qué hacer cuando nuestro bebé tiene bronquiolitis

  • Airear la habitación.
  • No intercambiar biberones, chupetes, cubiertos...
  • Si el padre o la madre tienen una rinitis viral, es aconsejable que lleven una mascarilla.
  • No fumar en su presencia, ni llevarlo a lugares con humo.
  • Acostar al bebé boca arriba y poner un cojín bajo la almohada.
  • Hidratarlo mucho.
  • Verificar que el bebé se alimenta correctamente y toma bien sus biberones.
  • Desinfectarle la nariz con suero fisiológico.
  • Usar pañuelos desechables
  • No llevarlo a la guardería hasta que no remitan los síntomas.
  • Excepto si aparecen complicaciones como otitis o anginas no deben administrarse antibióticos, ya que no tienen ninguna acción sobre los virus.


Vigilar la respiración del bebé, su temperatura y la aparición de diarrea.


La fisioterapia respiratoria


La fisioterapia respiratoria es un tratamiento eficaz contra la bronquiolitis. Permite evacuar las secreciones que el bebé no puede expulsar por si mismo.
El fisioterapeuta realiza ciertos movimientos sobre la caja torácica y el abdomen del bebé cuando espira. Este gesto permite que las flemas suban por la tráquea hasta la boca para que el bebé pueda expulsarlas.

Qué hacer en períodos de epidemia de bronquiolitis

  • Lavarse las manos con jabón antes de ocuparse del bebé.
  • No darle besos al bebé si tenemos rinofaringitis o bronquitis, por ejemplo.
  • Pedir a sus hermanos y hermanas y a las personas de su entorno que no lo besen.
  • No fumaren su presencia ni llevarlo a lugares con humo.
  • No llevar al bebé a lugares donde pueda haber personas portadoras de enfermedades infecciosas (transportes públicos, supermercados, almacenes...)

La bronquiolitis y las alergias

  • La aparición de 2 a 3 bronquiolitis antes de los dos años puede ser indicativo de la presencia de asma, sobretodo si el niño proviene de una familia de alérgicos.
  • Se aconseja una visita al Pediatra, que deberá remitirlo a un neumólogo o a un alergólogo quienes efectuarán diferentes pruebas alérgicas como por ejemplo los test cutáneos.
  • Debemos recordar que los test cutáneos se pueden realizar a niños menores de 5 años, contrariamente a ciertas ideas preconcebidas sobre el tema.

Diarrea aguda en el bebé


La mayoría de los niños padecen diarreas y sólo es necesario llamar al médico en caso de hayan más de tres deposiciones blandas o líquidas al día, ya que podría tratarse de una diarrea aguda.
  • Una diarrea aguda de origen viral evoluciona favorablemente en 2 o 3 días.
  • La diarrea puede ser de origen bacteriano y puede necesitar tratamiento antibiótico.
  • El riesgo de la diarrea aguda es la aparición de una deshidratación que puede conllevar una importante pérdida de peso.



Es indispensable vigilar el peso del bebé durante la diarrea. Si el peso del bebé disminuye en un 5%, la visita al médico es urgente.


Cómo reconocer los primeros signos de la deshidratación


Los primeros signos de la deshidratación aparecen cuando el bebé pierde el 10% o más de su peso. :
  • Ojos hundidos y secos
  • Fatiga
  • Hipotonía, falta de tono muscular.
  • Lengua seca
  • Fontanela hundida

Administrar inmediatamente suero oral, suero hidroelectrolítico que permite evitar una deshidratación aguda

  • El bebé deshidratado tiene sed y debe beber, pero solo darle agua no impedirá la deshidratación.
  • Verter un sobre de la solución en polvo en un biberón con 200 ml de agua.


El bebé debe recibir una toma de la solución cada 5 - 10 minutos y progresivamente reducirla a cada 15 - 30 minutos.
Según las recomendaciones de la Sociedad Europea de Gastroenterología y Nutrición pediátrica después de administrar 4 horas de suero de rehidratación exclusivamente, se debe retomar la alimentación oral, para prevenir la desnutrición. Posteriormente se continua con el SRO con la medida de 10ml/kilo después de cada deposición líquida.

Saber más: El bebé.com: http://www.elbebe.com/index.php/es/salud/enfermedades-bebes/la-diarrea

Consultar urgentemente al médico ante cualquier signo de deshidratación


El reflujo gastroesofágico


Generalmente este problema no supone un riesgo para el bebé menor de 2 meses ni tampoco tiene consecuencias en su crecimiento. Pero cuando las regurgitaciones son más severas provocar dificultades en el crecimiento del bebé.
Las regurgitaciones suelen desaparecer al cabo de unos meses cuando se diversifica la alimentación o cuando el bebé dá sus primeros pasos, ya que en este periodo el niño se mantiene derecho.

El reflujo debe considerarse anormal en caso que ocurra
  • Lejos de las comidas
  • Durante la noche
  • Sea frecuente y abundante
  • Cuando cambiemos de posición al bebé
  • Cuando llora después de las comidas o durante la noche
  • Cuando aparece sangre en las regurgitaciones

Manifestaciones benignas del reflujo

  • Regurgitaciones después de las comidas
  • Poca cantidad
  • Comienzo antes de los 3 meses
  • Sin consecuencias evidentes en el crecimiento del bebé
  • Apetito normal

Manifestaciones más severas del reflujo

  • Vómitos
  • Anginas u otitis frecuentes
  • Bronquitis, tos frecuente
  • Malestar
  • Esofagitis
  • Retraso en el crecimiento

Qué actitud tomar ante el reflujo

  • Poner al niño bien derecho cuando coma.
  • Evitar que el bebé tenga la espalda demasiado recta para no comprimir su abdomen.
  • No apretarle los pañales.
  • Evitar los grumos en el biberón.
  • Acostar al bebé boca abajo e inclinar el colchón unos 30-40 grados con una calza debajo del colchón especial para bebés.
  • Después de las comidas no moverlo mucho y dejarlo en un sitio tranquilo.
  • No fumar ni llevarlo a sitios con humo.
  • No debe tomar zumos de frutas ni cereales.
  • Utilizar leches espesadas o harinas que las espesen. Las leches antireflujo o espesadas contienen agentes espesantes como la harina de algarrobo, almidón o almidón de maíz precocido.
  • Adaptar el orificio de salida de la tetina a la leche antireflujo, haciéndolo más pequeño.
  • Espaciar las comidas o las tomas de pecho.
  • Permanecer con el niño en brazos después de las tomas.
  • No darle grandes cantidades de comida.
  • Darle de comer despacio.


Pedir el consejo del médico para la elección de las leches más adecuadas.



En algunos caso se prescribe un tratamiento médico para proteger las paredes del esófago y así neutralizar la acidez del reflujo: los vendajes gástricos para mejorar la unión entre el esófago y el estómago, la estimulación de la motricidad digestiva o los inhibidores de secreción ácida.
Los tratamientos se suelen administrar hasta que el niño empieza a andar, ya que esta etapa permite que el bebé esté más derecho, lo que mejora las manifestaciones del reflujo.

A veces es necesario hacer algunos exámenes como una ph-metría o una fibroscopia, para verificar la intensidad y las razones del reflujo, para así adaptar los tratamientos médicos y evaluar la posible intervención quirúrgica.


Diferencias entre vómitos y regurgitaciones


Las regurgitaciones ocurren sin esfuerzo mientras que los vómitos necesitan la contracción de los músculos abdominales. Pero también es posible que los vómitos y los reflujos estén asociados.

Los cólicos del recién nacido



Suelen ser habituales en bebés de menos de 3 meses. El niño llora, se retuerce y tiene la cara enrojecida.
El abdomen del bebé está hinchado y tiene muchos gases.

Consejos:
  • Tranquilizarlo, hablarle
  • Mecerlo, pasearlo por casa
  • Hacerle un masaje
  • Poner las manos sobre su abdomen
  • Consultar al médico si las manifestaciones se agravan

La varicela


La varicela es una enfermedad viral muy contagiosa.
  • La erupción provocada por el virus se caracteriza por pequeñas vesículas que aparecen progresivamente en todo el cuerpo.
  • Estas vesículas se transforman hasta que se secan y se hacen costras.
  • Las lesiones pueden aparecer dentro de la boca, en el cuero cabelludo...
  • La período de incubación es de 14 días más o menos: el niño es contagioso hasta que la erupción se transforma en costra.
  • La varicela provoca mucho picor.



La varicela es peligrosa para mujeres embarazadas no inmunizadas y para bebés inmunodeprimidos.


Qué hacer ante una varicela


Consultar al médico para confirmar el diagnóstico de varicela, verificar la ausencia de complicaciones y seguir su tratamiento.
  • Desinfectar las lesiones vesiculares con una solución antiséptica.
  • Administrar un antihistamínico prescrito por el médico que impedirá que el bebé se rasque, lo que podría provocar una infección mayor de las lesiones y posteriormente dejar cicatrices.
  • Bajar la temperatura con la ayuda de paracetamol, prescrito por el médico.
  • Saber reconocer los síntomas de gravedad de la varicela: temperatura alta, dolores abdominales, vómitos, infección de las lesiones...

La rubeola



Enfermedad viral que suele durar una semana más o menos.
  • La rubeola se caracteriza por la aparición de una erupción cutanea, fiebre e inflamación de los ganglios.
  • El bebé es contagioso durante 8 días desde la aparición de las lesiones en la piel.
  • El período de incubación de la rubeola es de 15 días antes de que aparezca ningún síntoma.
  • El diagnóstico es difícil ya que la erupción no es muy característica.
  • El tratamiento consiste en bajar la fiebre.


La rubeola no es peligrosa para el niño. Pero sí puede serlo para la mujer embarazada y su feto.


Un niño con rubeola no debe estar en contacto con una mujer embarazada.



La infección del virus de la rubeola en una mujer embarazada durante el primer trimestre del embarazo puede provocar malformaciones neurológicas, oculares, cardíacas o auditivas.

La rinofaringitis


La rinofaringitis es la afección más frecuente en los niños y es la primera causa de consulta al médico.
La rinofaringitis cursa con obstrucción nasal seguido de goteo que puede llegar a ser purulento con el paso de los días.
Va acompañada de fiebre y a veces de tos, provocada por el goteo dentro de la garganta o por una infección bronquial
La gran mayoría de rinofaringitis son de origen viral y evolucionan de forma espontánea hacia la curación en unos 4-7 días más o menos.
Durante los dos primeros años las rinofaringitis sin complicaciones son un fenómeno normal y frecuente.
El tratamiento consiste en lavar la nariz del bebé con suero fisiológico.
El tratamiento con antibióticos sólo se debe administrar en caso de complicaciones como bronquitis, otitis, anginas...

Factores de riesgo que provocan rinofaringitis de repetición en el niño más mayor.
  • Tabaquismo activo y pasivo de los padres y allegados
  • La vida en colectividades
  • Terreno alérgico familiar

La otitis


La otitis es la enfermedad común que aparece con más frecuencia en los niños pequeños que tienen la trompa de Eustaquio estrecha.
Por otra parte unas vegetaciones muy desarrolladas favorecen el desarrollo de gérmenes en la trompa de Eustaquio.
  • La otitis provoca un fuerte dolor de oído acompañado muy a menudo de fiebre.
  • La otitis aparece acompañada frecuentemente de rinofaringitis
  • Habitualmente se prescribe un tratamiento analgésico o antinflamatorio.
  • También es normal la prescripción de antibióticos.
  • En algunos casos debe practicarse una pequeña intervención a nivel del tímpano.


Factores agravantes de la otitis crónica:
  • Tabaquismo pasivo
  • Terreno alérgico
  • Vida en colectividades

Evitar los virus

  • Lavar la nariz con agua de mar. Este gesto diario ayuda a despejar la nariz del bebé y así evitar la aparición de complicaciones como otitis, rinofaringitis, bronquitis...
  • La temperatura de la habitación del bebé debe mantenerse entre los 18 y los 19 grados.
  • Tabaco: no fumar en presencia del bebé.
  • Intentar retirar el chupete lo más rapidamente posible: los bebés que utilizan chupete tienen un 30% más de otitis.
  • Alejar al bebé de personas infectadas con algún virus.
  • No darle besos al bebé si estamos resfriados.
  • En períodos álgidos de bronquiolitis, evitar los sitios con aglomeración de gente como supermercados, autobuses...
  • Lavarse las manos antes de cambiar al bebé o de darle de comer.
  • Fiebre
  • Dolores
  • Llantos
  • Agitación
  • Eritema en los glúteos
  • Encías inflamadas


Tratamiento

Los dientes


La fecha de aparición del primer diente varía según los niños, pero se sitúa entre los 3 y los 10 meses.
Los dientes empiezan a salir entre los 6 y los 8 meses.


La salida de los dientes tienen diferentes manifestaciones
  • Fiebre
  • Dolores
  • Llantos
  • Agitación
  • Eritema en los glúteos
  • Encías inflamadas


Aliviar el dolor
  • Darle analgésicos (paracetamol...)
  • Masajear las encías con los dedos limpios.
  • Usar un gel dental anestésico.

Las caries del biberón


Con la aparición del primer diente el bebé puede tener caries.
La placa dental es una película invisible que se desarrolla permanentemente sobre los dientes.
Las bacterias pueden proliferar sobre esta placa dental y descomponer los azúcares de los alimentos y convertirlos en ácidos que corroen el diente hasta provocar una caries.
Para evitar la aparición y la evolución de una caries se debe evitar que la placa dental esté en contacto con los azúcares.
  • No dejar que el bebé se quede dormido con un biberón de agua azucarada para evitar el contacto prolongado del azúcar sobre los dientes.
  • No mojar la tetina en miel o líquidos azucarados.
  • No dejar la tetina dentro de la boca mucho tiempo después de comer, ya que la leche contiene azúcar.
  • Darle flúor siempre que lo aconseje el médico.

El eritema en las nalgas


El eritema en las nalgas es una irritación en la zona de los glúteos y en los pliegues anales.
  • La piel se enrojece, se inflama y supura.
  • Una de las causas es el frote de la piel de los glúteos del bebé « aprisionados » las 24h dentro de los pañales en contacto con la orina y las heces.
  • El eritema también puede ser provocado por una infección por hongos, la cándida albicans.

Consejos para evitar el eritema en las nalgas

  • Cambiar los pañales cada 2 o 3 horas durante los primeros meses de vida para impedir que la piel del bebé se irrite con su propia orina y heces.
  • Dejar al aire libre las nalgas del bebé lo más a menudo posible.
  • Usar un jabón suave, como el jabón de Marsella.
  • Secar bien los glúteos del bebé antes de poner los pañales.
  • Consultar al médico en caso de agravarse los síntomas o de que aparezca supuración.


No usar talcos.

Consulta este artículo sin tener que estar conectado, descárgalo gratis aquí en formato PDF:
La-bronquiolitis-en-el-recien-nacido .pdf

Consulta también


Bronchiolite du nourrisson - Symptômes
Bronchiolite du nourrisson - Symptômes
Bronchiolitis
Bronchiolitis
Die Bronchiolitis
Die Bronchiolitis
Este documento intitulado « La bronquiolitis en el recién nacido » de Kioskea (salud.kioskea.net) esta puesto a diposición bajo la licencia Creative Commons. Puede copiar, modificar bajo las condiciones puestas por la licencia, siempre que esta nota sea visible.